Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 20 de marzo de 2015

SINOPSIS Y ADELANTO DE GOOD GIRL GONE #7 - SERIE THE REED BROTHERS, TAMMY FALKNER (+18)

LA HISTORIA DE LA GRAN FAMILIA REED CONTINUA...
ESTA VEZ DE LA MANO DE STAR Y JOSH!!!


Ella es perfecta.
Él no.
Ella es la cantante principal en una popular banda de rock.Él es un artista del tatuaje.
Ella es toda pliegues perfectos y ropa de marca.
Él está cubierto en tinta de prisión.
Ella es rica.
Él no tiene una basinica para orinar.
Ella es buena.
Él es malo.
La pregunta es... ¿ella será lo suficientemente buena para él alguna vez?



Capítulo 1



Josh



La vida está llena de desafíos. Los míos son variados y multiplicados. Primero, el hecho de que estoy en silla de ruedas. Segundo, que es mi culpa que esté en ésta silla. Y en tercer lugar, hay una chica borracha sobre un piano. Bailando. Bueno, es más como moviéndose que bailando, con sus caderas sacudiéndose  y agitando sus brazos. Es caliente como el infierno y nunca había visto nada para lo que quisiera sentarme y mirar más. La única cosa es...que nunca se bajará.

—¡Star! —siseo hacia ella.

Ella me ignora y gira en un círculo, sus tacones de cuatro pulgadas arañando la superficie del piano. Sus hermanas, Finch y Lark, están pidiéndole que se baje. No sé lo que puedo hacer desde mi posición sentada. Si estuviera... bueno... como era antes, la atraparía y la bajaría de allí. Pero como que estoy un poco incapacitado para hacer eso.

—¡Star! —susurré ferozmente.

Los clientes de Reeds, el restaurante que le pertenece al ex jugador profesional Sam Reed, la están mirando. Algunos con interés. Algunos con intención lasciva, porqué es tan malditamente hermosa con su cara sonrojada y su oscuro cabello cayendo por su espalda. Algunos la están mirando con desdén. Otros con lástima. Y es por la lástima que me hace ver a sus hermanas. Necesito bajarla.

—Deberías ir a buscar ayuda. —me dice en voz baja su hermana Fin.

Asiento y me muevo hacia la cocina. Sam, el dueño del restaurante, está inclinado sobre un plato lleno de comida, haciéndolo perfecto.

—Um, Sam...

Sam levanta la mirada.

—Tenemos un problema aquí afuera. —Un hermoso problema. Pero aún así un problema.

—¿Qué pasa?

—Um... una de las hermanas de Peck está bailando sobre el piano —Rasco la punta de mi nariz, porqué no me gusta la manera en como de repente me está mirando.

Peck, la esposa de Sam, contonea su personalidad muy embarazada hacia el comedor, por lo que la sigo y se detiene a los pies del piano —¿Qué pasa con ella? —pregunta.

Fin se encoge de hombros —No lo sabemos. Apareció así.

—¿Dónde está Wren? —Peck quiere saber. Sé que Wren es hermana de Star. Su hermana biológica real, no hermanas adoptadas como las otras tres miembros de Fallen from Zero.

Fin se encoge de hombros otra vez —Nadie ha sido capaz de encontrar Wren.

Sam se acercó al lado de Peck. —¿Qué coño...?

—Bájala, Sam —suplica Peck, jalando de su manga.

Se dirige hacia ella —Oye, Star —dice suavemente—. Tengo algo que enseñarte.

—Si es tú polla —responde—, la respuesta es no, gracias.

Me muerdo la parte interior del labio para evitar reírme. El rostro de Sam se vuelve rojo y suspira.

De repente, saca un brazo a través del aire y agarra su pierna. Ella resbala y en la imaginación de mis ojos puedo ver su cabeza caer primero sobre una maceta. Pero en el último momento, él ajusta su cuerpo para que caiga sobre su hombro.

El golpea la parte más alta de su trasero y camina hacia la puerta. Me muevo con la silla hasta la mesa donde el bolso de Star está y lo agarro, lo pongo en mi regazo y los sigo hacia la puerta principal.

—Um, Sam... —murmura Peck. Ella se detiene y mira hacia sus zapatos. Dudo mucho que ella incluso pueda ver sus zapatos, pero aún así. Hay un charco de agua sobre sus pies en la vereda y sostiene su enorme barriga. En serio, parece que tiene un balón debajo de su camisa.

Sam se esfuerza por poner a Star en un taxi y le da algunos billetes al conductor —¿Quieres ir con ella? —le pregunta a Peck. Al parecer no se ha dado cuenta del hecho de que Peck va a tener un bebé en la acera.

—No creo que pueda —murmura ella.

Sam mira a sus pies y su boca cae abierta —Oh, mierda. ¿Es hora? —grita. Está frenético
de repente, balanceando su mano alrededor y deslizando su cabello atrás de su frente como si no supiera que hacer consigo mismo.

—Ve por una de mis hermanas para que se vaya con ella —Peck lo empuja hacia el restaurante—. Y rápido.

Sam desaparece dentro.

Star sale tropezando de la cabina cuando se da cuenta de lo que está pasando. El taxi se va, dejándonos a todos en la acera.

—Bueno, mierda —murmuro.

—La tengo —dijo Peck. Pero luego se dobla por el dolor que se dispara a traves de su cuerpo.

—¡Oh, mierda! —grita Star—. ¡Vas a tener un maldito bebé! —Ella cubre su boca con sus manos—. ¡Voy a ser la mejor tía del mundo! —grita. El sonido haciéndose eco en el callejón cercano.

Star comienza a saltar y, por un segundo, me gusta la visión de sus tetas saltando, porque tiene un cuerpo increíble, pero luego su tobillo se dobla.

—Creo que me he hecho daño —dice y sus ojos se llenan de lágrimas—. Creo que necesito sentarme.

Entonces ella pone ese hermoso culo sobre mi regazo. La levanto un poco y así consigo sacar el bolso por debajo de ella, ya que todavía estoy aguantándolo.

—Eres un bulto, ¿no? —le digo.

—¿Me estás llamando gorda? —Su voz se eleva y probablemente tiene a todos los perros de la zona en alerta.

Intento morder mi sonrisa, pero es muy difícil —Sólo en la mejor manera posible.

Sam y el hermano mayor de los Reed, Paul, salen, y Sam todavía está frenético. Gracias a Dios tiene a Paul con él ahora, porque tengo mis manos y mi regazo todos llenos de Star.

Discuten un rato sobre lo que van a hacer con ella —Ustedes sigan adelante —digo—. Le conseguiré un café a Star. — En serio no puedo creer que haya dicho eso. Ella mueve su culo en mi regazo, y envuelvo mi brazo alrededor de su cintura para sostenerla.

—Deberíamos llevarla con nosotros —dijo Peck, sonando realmente preocupada, pero Sam la corta.

—Josh la pondrá sobria y la llevará al hospital más tarde, ¿verdad, Josh?

—Sí. —Soy un maldito idiota. Bajo la mirada y veo su teta. ¡Oh, demonios!. Su top se ha desabotonado en el más delicioso de los lugares. Puedo ver el borde de su sujetador de encaje. Es rosa y también lo es su piel. Y su pezón...

Trago saliva y ajusto su camisa, la abotono hasta su garganta, y fuerzo mis manos hacia abajo.

Paul gesticula a mí como que está pasando, pero luego centra toda su atención en Peck y la lleva al coche con Sam.

Star suelta una risita —¿Estas teniendo una erección? —me pregunta.

Al parecer, así es. La levanto y la muevo para que su pierna esté más que su trasero —Cállate —le digo.

—Lo estás, ¿no es así? Estaba preocupada de que todas tus partes no funcionaran, pero al parecer... —Menea sus cejas hacia mí y tengo que morder una risita. Star es mucho más divertida borracha que sobria.

A decir verdad, no sabía que mi pene podría ponerse duro tampoco. Desde mi accidente,
nada había funcionado como solía hacerlo. Pero mierda si mi pene no me está probando que estoy equivocado.

—Josh, ¿está seguro que puedes cuidar de Star? —pregunta Peck.
Mi corazón se amplía dos veces su tamaño porque Peck me está confiando uno de las cosas más preciosas en su vida. Lo sé.

—Puedes confiar en mí. Cuidaré de ella —Hubo un tiempo cuando nadie confiaba en mí para hacer nada. Pero tengo esto. Lo tengo. Si lo digo un millón de veces más, podría convencerme.

Paul está parado en la acera y mete sus manos en sus bolsillos —Creo que podrías haber mordido más de lo que puedes haber masticado.

Star actualmente está besando el lado de mi cuello. Es algo descuidado y puedo sentir su lengua traslapar en mi piel como un gatito con un tazón de leche. Deslizo mi mano entre su lengua y mi cuello y la dejo ahí el tiempo suficiente como para que se aleje. Pero no lo hace. Pone su cabeza sobre mi hombre y se inclina hacia a mí.

—Hueles bien —susurra.

Igual que ella. Como a vino, calidez y a mujer. Casi puedo saborear el algodón de azúcar en mi lengua con solo olerla.

Sus hermanas salen rápidamente del edificio y se detienen cuando ven a Star curvada en mi regazo. Ella incluso tiene puestas sus rodillas al lado de mi silla —Mierda —dice Lark. Se dirige hacia Star—. Vamos cariño —dice—. Te llevaremos a casa.

Star agarra mi camisa con ambos puños, sosteniendo firmemente —No quiero quedarme con él —Mira hacia mí, y te juro que se cruzan sus ojos—. ¿Cuál es tú nombre, de nuevo?

—Josh —gruño.

Ella pone su cabeza en mi hombro y dice —Yo me quedo con Josh.

—No pueden llevársela al hospital así —les dice Paul.

Lark suspira —¿Qué hacemos?

Tomo una profunda respiración —Sigan adelante ustedes. La llevaré al hospital más tarde.

Lark se congela —¿Por qué?

Me encojo de hombros y el rostro de Star se menea sobre mi hombro como un tablero de instrumentos —Le dije a Sam y a Peck que lo haría.

—¡Estamos a punto de ser tías! —Fin chilla. Es la más pequeña de las hermanas, pero también es la más ruidosa.

—Vayan —dice Paul—. Josh se encarga.

Mi instinto se aprieta. Alguien está confiándome algo precioso. Un montón de personas —Cuidaré de ella —repito—. Y la llevare al hospital en un par de horas. Llámame si algo ocurre antes de que llegamos ahí.

Este es el primer bebé. Creo que tienen que tomar más tiempo, o algo así.

Paul pone a las chicas en un coche y me mira fijamente. De repente dice —No la jodas.

Estoy sorprendido y se aprietan todos los músculos de mi cuerpo —Jodete.
—Sabes lo que dicen sobre los chicos que acaba de salir de la cárcel —dice, y me doy cuenta que es una broma. Gracias a Dios, porque estaba a punto de reventar sus rodillas—. Insaciables y toda esa mierda. Y tienes a una mujer muy bonita en tu regazo.

Hace poco salí de prisión, pero no me acuesto con chicas borrachas. No me acuesto con nadie —Creo que puedo contenerme.

Él asiente —Confío en ti. —Sus ojos sobre los míos. Él confía en mí. Creo realmente que él confía en mí.

Voltee la silla y me muevo hacia un restaurante que está en la siguiente esquina. Tienen café. Un montón de café. Pero cuando miro hacia abajo a Star, está profundamente dormida en mi pecho. Lo juro, esto es lo más cercano que he estado de otro ser humano en un tiempo muy largo, especialmente uno con una vagina, y no quiero dejar de abrazarla. Así que en lugar de llevarla a la cafetería, ruedo unas siete cuadras hasta mi edificio de apartamento y entro en el ascensor.

Mis brazos están ardiendo como si tuvieran fuera para el momento en que llegamos, pero mereció la pena, porque ella sigue presionando muy cerca a mí. Su aliento me hace cosquillas al lado de mi cara y también en mi oído, y entonces mete la cabeza debajo la barbilla.

Abrí mi puerta y tuve que ajustar su cuerpo para poder entrar, poniéndola en un pequeño  espacio en mis rodillas durante un minuto. Murmura algo, pero no puedo entender lo que está diciendo.

Podría sentarme y abrazarla así toda la noche, pero creo que estaría más cómoda  si no estuviera abrigada como una bola en mi regazo. Ruedo hacia mi cuarto, quito las sabanas y la pongo en la cama. Sus tacones aun en sus pies, así que los desabrocho y los quito y luego los pongo suavemente al lado de la cama. Sus uñas están pintadas de un color rosa pastel y dirijo mi dedo a través de sus dedo.

Ella presiona contra mi almohada —Tengo miedo de dormir sola —murmura—. Monstruos y esas mierdas —Su ojos azules se encuentran con los míos y están tan llenos de algo que no entiendo y dejo de respirar. Ella sostiene una mano tentativa hacia mí y está casi temblando. Le doy un apretón, y abre un poco de espacio y me levanto de la silla hacia la cama, usando una tabla especial que está hecha para mí.

Ajusto mis piernas y me inclino sobre mi espalda, cerca del borde de la cama, me da miedo que me pueda caer.

Ella inmediatamente se enrolla dentro de mí y pone su cabeza en mi hombro. Envuelve su brazo alrededor de mi pecho y lo mete debajo de mí por el otro lado. Es como un abrazo de proporciones épicas y mi interior empieza a derretirse un poco. Sinceramente, siento que algo se rompió dentro de mí y quiero ponerla en mi corazón y que llene todo el espacio vacío.

Deslizo una mano por la longitud de su pelo y me murmura algo, sus labios moviéndose contra la piel de mi pecho.

—¿Qué dijiste? —Mi voz tiembla. Pero también lo es mi cuerpo, así que no es una sorpresa.

—¿Me sostienes? —pregunta—. ¿Te importaría?

No me importa. No me importa en absoluto —Shh —le susurro.


Pero me recuerdo que esto es temporal. Cuando se despierte,  recordará dónde está y con quien está, y probablemente no le gustará.


Tiro las sábanas sobre ella y acaricio su espalda mientras su respiración se vuelve aún más suave. Pero no duermo. Porque no quiero perderme éste momento. Si duermo, despertaré y habrá terminado y, eso es lo último que quiero. Llevo mucho tiempo solo. Y en este momento, no lo estoy.


Mil Gracias como siempre a...SIMPLY BOOKS!

18 comentarios:

  1. Me encanta, quiero que lo publiquen pronto. Este seria el ultimo libro de la serie The Reed Brothers ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria!
      No será el ultimo libro de esta serie, ya sabemos que Tammy es muy ingeniosa y creativa y si ha ido introduciendo personajes les va a sacar provecho...pero ya es un hecho, ella ya publico el libro 8 de esta serie, se llama While We Waited y narra la historia de otra de las hermanas Zero, "Finch" y "Tag" que a su vez es el hermano biologico de sus hermanas adoptivas Wren y Star. Saludos.

      Eliminar
  2. Yo creo que no, si cuenta la historia de Star es justo que cuente la historia de sus hermanas...

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que no, si cuenta la historia de Star es justo que cuente la historia de sus hermanas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Cami, ya esta publicado el libro 8 de la serie que se llama While We Waited y narra la historia de otra de las hermanas Zero... Finch y de Tag, que a su vez es el hermano biologico de Wren y Star, al que conoceremos en Good Girl Gone #7 y la historia promete pues ella es una chica de hombres de una sola noche y el es muy religioso...o seaaa, super! De verdad que Tammy Falkner siempre nos enseña a aceptarnos y a querernos como somos, alli su exito y claro los hermanitos Reed que estan para comerselos! jajajaj
      En Resumen habra libros para rato!!! Buenisimooooo
      Saludos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Hola Natalia!
      Si lo tengo en Ingles, si quieres dame tu email.
      Saludos

      Eliminar
  5. Deseando que salga este libro despues de leer el adelanto.
    Me encanta :)

    ResponderEliminar
  6. Respuestas
    1. No tengo la fecha exacta, pero ya no queda mucho...esta en edicion final.
      Esperalo ;-)

      Eliminar
  7. cuando este completo me lo envías por favor
    jessicagalvis.jago@gmail.com
    Sigo diciendo que tu blog es increíble

    ResponderEliminar
  8. Una cosa, tienes el libro en inglés?? Si lo tienes me lo puedes enviar por correo?? ( mi correo es : joana10510@gmail.com )
    Gracias y besos!:)

    ResponderEliminar
  9. Cual libro es el de wren ? Yo lo quiero

    ResponderEliminar